sábado, 5 de mayo de 2012

A SOLAS CON MARAVILLA MARTINEZ

Un cafecito antes de empezar en SportsCenter
ES EL SUEÑO de todo periodista, pero ¿es posible? Ayer estuvimos toda la mañana junto a él, pero salvo apenas unos minutos, no pudimos dialogar cara a cara. Arrancamos rumbo a SportsCenter con teléfono en mano cada uno, casi sin saludo previo, apenas un gesto con la mano. El, dialogando con alguien de una emisora, del cual luego no recordaría el nombre. Nosotros, informándoles a los muchachos de ESPN que si, que el operativo estaba en marcha, que estábamos saliendo para allá... Apenas diez minutos antes había concluido una nota para la televisión para un programa que tampoco tiene registrado. Llegamos al cuartel general de ESPN y fue algo parecido. Obviamente, sí tuvimos un espacio para la charla, un largo espacio de casi cuarenta minutos... ¡Fue cuando lo reporteamos junto a Pablo Ferreira, o sea que cero intimidad! Salimos, y tras hacerle una nota de video para ESPNdeportes.com, realizó un par de entrevistas más, una para ESPN radio.
A la vuelta, tras reírse un poco de toda la situación, a la que ya está acostumbrado, decidió apagar el teléfono. "Por un rato quiero algo de paz para mí. Me gusta todo esto, sabe, pero también necesito un poquito para mí... Anoche logré estar un rato solo, cuando me fui a dormir. Y... bueno, encima la gente te toca, te busca, te pide una foto, siente que uno es parte de su propiedad... Y dicen que a veces el cariño mata, ¿no?"
Antes de llegar al hotel repasamos un poco su agenda, y cuando el auto se detuvo, casi ni nos despedimos, porque ya sonaba el celular, porque lo estaban esperando, porque tenía que seguir...
Nos fuimos caminando despacito, con la sensación de haber estado subidos a una calesita a cien kilómetros por hora.
¿A solas de verdad con Maravilla Martínez? El sueño de todo periodista, pero por momentos parece eso, solamente un sueño...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada