martes, 2 de septiembre de 2014

"¡NI-CO-LI-NO!"... "¡OOOLEEEE!"

NICOLINO LOCCHE cumple años. Y si escribimos así, en presente, es porque Nico es de aquellos que nunca se van de nosotros, porque sigue vivo en el recuerdo de los afortunados que logramos disfrutarlo "en directo" y de los que lo disfrutan viendo viejas películas...

LOCCHE fue único, extraordinario. Un boxeador que, como pocos, tuvo una concepción muy clara del show. Su condición de "Intocable" -apodo del colega Piri Garcìa de "El Gráfico"-, lo convirtió en una especie de clown del ring.

Ponía la cara... bajaba los brazos... hablaba con Osvaldo Caffarelli... se recostaba contra las sogas y comenzaba a hacer marrar los golpes del rival... En una palabra: se divertía y nos hacía divertir. Caso único de llenar el Luna Park, caso único en donde la vedette no era el nocaut, sino la exhibición, el talento, la picardía... Y él era el principal responsable, puesto que cuando combatía (es una manera de decir) tambien trabajaba para la tribuna, moviendo a los aplausos y al "¡Ooooleeee!")

CUANDO VIAJO a Tokio le dio una clase de boxeo a Paul Fujii y se consagró campeón mundial. En el Luna se midió con tremendos boxeadores como Ismael Laguna o Carlos Ortiz, para ofrecer apenas dos ejemplos. Sus noches del Luna nos quedan como una época en donde éramos más jóvenes, menos pretenciosos y seguramente más felices.

LA CALLE Corrientes se abría con sus luces después del Luna y nos íbamos a Pippo, a comer fideos con tuco y pesto, o a Bachin -el original, claro, el de la esquina de Montevideo y Sarmiento, en donde ahora está La Plaza-, con amigos del boxeo. En torno a la amplia mesa tendida, con papel blanco como mantel, hablábamos de lo que habìamos visto y uno, que era el más chico, callaba y escuchaba y aprendia de los Osvaldo Cavillon, de José González, Gonzalito, o de Desiderio Ferrari, o Alejandro Ammi... 

LA NOCHE era diferente cuando había peleado Nicolino, porque mientras hablábamos y elogiábamos su arte, parecía escucharse de fondo, como en una película, un tango de Piazzolla, mezclado con aquel griterío interminable... "¡NI-CO-LI-NO... NI-CO-LI-NO!"  que luego, entre aplausos, terminaba en un "¡OOOOLEEEE!" mientras el rival de turno, desconcertado, bajaba los brazos, rendido ante el maestro. 

lunes, 1 de septiembre de 2014

MARCIANO, EL VERDADERO ROCKY

ROCKY MARCIANO fue el ídolo de toda una generación. De hecho, cuenta la leyenda que fue la inspiración de un chico que escuchaba sus peleas por radio y que se llamaba Cassius Clay.
Marciano era un típico producto de familia italiana. Sus padres eran de clase media baja y el pibe era fuerte como un toro. Tanto es así que cuando era bebé sufrió el "Mal de ojo" y las pasó muy mal. Cuando se recuperó, el médico de la familia dijo: "Si logró superar esto, será invencible".
Y lo fue, porque se retiró como campeón mundial invicto en 49 peleas con 43 nocauts. Peleó entre 1947 y 1955.
Cuando era adolescente se fumaba un paquete diario de Camel y por supuesto, las pastas de la "mamma" eran parte de su no-dieta. Hasta que se dio cuenta de que en el boxeo podía estar el camino para la fama y el éxito y de ahí en más se entregó a su entrenador y fue construyendo su Destino, aunque su verdadero sueño era jugar al beisbol. 
Dicen que fue uno de los "campeones de la mafia". Y que armaron su carrera haciéndolo pelear con veteranos como Ezzard Charles, Jersey Joe Walcott, Archie Moore o el propio Joe Louis, cuando El Bombardero de Detroit estaba prácticamente retirado... Puede ser. Alguna vez, en Mar del Plata, tuvimos el gusto de charlar con José "Chegüi" Torres quien nos dijo: "Mire atentamente sus peleas... se defendía mucho mejor de lo que la gente piensa"
Un rival natural hubiera sido Floyd Patterson, pero decidió retirarse, porque ya no aguantaba las privaciones y los sacrificios de la vida de boxeador. Prefería estar en casa con su mujer. De hecho, siguió activo porque trabajò en muchos shows televisivos. Era famoso por su condición de ser muy "ahorrativo", casi al extremo. Tanto que escondía la plata en lugares tan extraños que algunos de esos paquetes jamás fueron encontrados...
Nació un primero de septiembre de 1923 y murió en un accidente de aviación un 31 de agosto de 1969. Su entrenador, Charley Goldman, vio en él un gran potencial y no se equivocó.
El recuerdo para quien fue un grande de todas las épocas...

miércoles, 27 de agosto de 2014

PARA ENTENDER CÓMO SON LOS GUANTES QUE USARÁ MAIDANA

HABLEMOS UN POCO sobre guantes. ¿Cuál es la diferencia entre el Everlast MX y el Everlast Powerlock? Efectivamente la confección del relleno es distinta pero ambos son legales y son aprobados en diferentes combates por la Comisión de Nevada. El MX le da menos protección a la mano del peleador que privilegia su pegada, mientras que el Powerlock tiene más relleno lo que hace que su puño esté más protegido. Eso es todo. Y a los fines prácticos, según consultas formuladas, el MX, con un relleno de un híbrido entre espuma y crin de caballo, aumenta la posibilidad de cortar al oponente más que de tumbarlo, ya que el impacto produce una conmoción similar en ambos casos. Es algo similar a lo que se comenta sobre el uso de cabezal que ahora fue abolido por la AIBA, esa protección es más para cortes que evitar traumatismos de cráneo. Mayweather usa Grant y un modelo acolchado ya que sus manos son débiles y están lastimadas. Es lo que más le conviene a su boxeo, resignar poder de pegada ya que no es  su mayor virtud.



LO CURIOSO DEL CASO es que Mayweather, el deportista que se amparó en su rol de promotor para torcerle el brazo al Team Maidana, tiene bajo contrato boxeadores que han peleado con Everlast MX, uno de estos casos es el del mediano J’Leon Love, que los usó cuando enfrentó a Gabriel Rosado en una de las preliminares de Mayweather- Saúl “Canelo” Álvarez, en cartelera promovida por la empresa de Floyd y en el MGM Grand Garden Arena. Pero hay más: el invicto cubano Luis Arias, contratado por Mayweather Promotions, también los usó el 19 de septiembre de 2013 ante Latif Mundy en festival promocionado por la empresa del mejor boxeador del mundo en el Hard Rock Café de Las Vegas. Esa misma noche Christopher Pearson, otro peleador del “The Money Team” derrotó a Arturo Crespin usando unos Everlast MX blancos.  Con estos antecedentes, la acusación del equipo del estadounidense que dijo que “por esto es que los boxeadores están muriendo” carece de sustento. O quizás aplique solamente para cuando su oponente es el que tiene esos guantes. 

(Comienzo de la nota de CLAUDIO CORONEL sobre los guantes de la pelea... Publicada en RING SIDE. Coronel fue el único periodista argentino presente cuando Floyd Mayweather recusó los guantes elegidos por Marcos Maidana)

jueves, 21 de agosto de 2014

RING SIDE 184 VIENE RECARGADO, PALPITANDO EL 13 DE SEPTIEMBRE

REVISTA RING SIDE ya apareció. Y, para su ejemplar número 184, diseñamos una tapa con el viejo estilo de los carteles de aquellas grandes noches del Madison o del Olympic,  esperando ver una pelea clásica. De todos los tiempos. El estilista frente al peleador. El científico ante el gladiador. ¿De qué otra manera, sino, puede plantearse la segunda edición de Mayweather-Maidana?

Para aquellos puristas que toman el reglamento al pie de la letra, debemos aclarar que -si bien el campeón es Mayweather- nos tomamos la "licencia" a propósito (no se trata de un error) de ubicar en primer plano a Maidana, porque después de todo EL CHINO MAIDANA, a quien bautizamos EL CAMPEÓN DEL PUEBLO, es nuestro...

"UN PUGILISTA DE LOS DE ANTES", define MARAVILLA MARTINEZ a nuestro MARCOS MAIDANA, palpitando la pelea del sábado 13 de septiembre en una nota exclusiva para nuestra revista y que vale la pelea leer... Claudio Coronel -el único periodista argentino que estuvo presente en el instante en el que Floyd recusó los guantes de Maidana- revive aquellos momentos y analiza lo que puede pasar con el tema..

PERO HAY MÁS, porque analizamos la derrota de Diego La Joya Cháves, porque contamos la historia de la Licencia robada y el boxeador trucho, porque contamos los detalles de la nueva disposición de AIBA sobre el no uso de cabezales, porque evocamos a Abel Laudonio, porque contamos el trabajo de Lucas Matthysse en Junín, porque analizamos la próxima defensa de Jesús Cuellar, porque seguimos narrando la historia de Tyson...

SOMOS RING SIDE, tratamos de dar lo mejor que tenemos cada vez que suena la campana para un nuevo asalto. Y aquí estamos, palpitando todo lo que pasará el 13 de septiembre, sin descuidar lo cotidiano y sin olvidar la nostalgia...

RING SIDE se puede conseguir, en Capital Federal, en Corrientes y las esquinas con Paraná, Uruguay, Florida y Leandro N. Alem. Santa Fe y Pueyrredón y Callao, y también frente al Shopping Alto Palermo. Avenida de Mayo y Perú. Rivadavia y Callao. Pueyrredón y Peña. Las Heras y Pueyrredón... Y en Corti, Castro Barros 83, Capital.

SERA HASTA EL NUMERO QUE VIENE. Los esperamos todos los domingos a la medianoche en AM 910, LA RED, siempre junto al RING SIDE...

martes, 12 de agosto de 2014

SE FUE ABEL LAUDONIO, SÍMBOLO DE TODA UNA EPOCA

LAUDONIO, TAPA DE KO MUNDIAL
ABEL LAUDONIO se ha ido. Fue, sin duda, uno de los símbolos de los años 60 para el boxeo argentino. Oriundo de Villa Urquiza, mimado por el gran "Cucusa" Bruno, él,  su hermano Oscar eligieron al boxeo. Y en ambos casos, el boxeo los llevó a ambos a conocer el mundo y conocer otra vida...
Abel fue un producto legítimo del Almagro Boxing Club, aquel de grandes maestros, como Desiderio Ferrari, Prudencio Melero, El Gallego Valcarce... "Primero el hombre, después el campeón", nos decía Melero. "Acá, el que no estudia, no puede boxear", agregaba. "Acordate, pibe, los golpes no son vitaminas..."
Laudonio fue toda una figura para el boxeo amateur argentino, y a lo largo de sus 101 peleas, solamente pudo ganarle uno en nuestro medio, el querido y recordado Adolfo Tomaselli, pupilo de don Genaro Ramusio...
Como curiosidad histórica, queda que en 1955, Laudonio le ganò a Horacio Accavallo, quien efectuaba su última pelea como aficionado...

LAUDONIO como profesional fue una especie de "Pibe de Oro" para el boxeo argentino. Siempre bien trajeado, pulido en todos sus ademanes y gestos, sonriente en todos los casos, atento, educado, cariñoso, formal... En el ring, un clásico: izquierda en punta, siempre bien armado, caminando con elegancia a los costados pero buscando la pelea.
No, no nos olvidamos; fue medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Roma (1960) y campeón argentino profesional de la división liviano. 
Fue, justamente, cuando logró esa corona, que se anotó la más importante de todas sus victorias, porque se impuso por puntos a Nicolino Locche. Si la memoria no nos falla, fue la única vez que Locche sufrió una derrota en el Luna Park...

Laudonio, conocido por todos como "Pocho", había nacido el 30 de agosto de 1938. Tuvo un gimnasio que llevó su nombre y que fue frecuentado por artistas y boxeadores: de hecho, Carlos Monzón bautizó a su hijo Abel Ricardo como símbolo de admiración..
Se retiró muy tempranamente, a los 27, con 55 peleas de las cuales se impuso en 47 (36 por nocaut), perdió 6 (2 con Nicolino Locche) y empató 2. 

Eran aquellos, los tiempos en que los boxeadores más elegantes utilizaban pantalones de terciopelo (sin inscripciones publicitarias, claro) de color rojo o azul... cuando solamente los campeones usaban pantalones blancos... Cuando los técnicos subían a las esquinas vestidos todos de blanco... Cuando en el Luna aparecía una camada de jóvenes y diferentes boxeadores, como Laudonio, o Carlitos Cañete o tantos otros... una especie de "Nueva Ola" con los guantes puestos... Cuando Norberto Fiorentino anunciaba "La uuuuuuultima pelea de la nooooocheeee"... Cuando al borde del ring se sentaban periodistas: Ulises Barrera, Osvaldo Caffarelli, Horacio Garcìa Blanco, Ernesto Mizrahi, Ernesto Cherquis Bialo, Ricardo Arias, Damián Cané...

Se fue Abel Laudonio, y en la leyenda seguramente, constará en letras mayúsculas: EL HOMBRE QUE LE GANÓ A NICOLINO EN EL LUNA

jueves, 7 de agosto de 2014

CARLOS CUMPLE AÑOS...

LA IMAGEN está ahí, en un viejo y coqueto bar de José Evarista Uriburu esquina avenida Córdoba. Es de una artista plástica argentina, Josefina Dinucci. 
Es, sencillamente, CARLOS MONZON.
Este 7 de agosto hubiera cumplido años. Carlos... el de los sábados a la tarde, cuando nos prendíamos frente a la tele... el de las peleas con Benvenuti, o Bouttier, o Griffith... El de "Un saludo a todo el pueblo argentino". Carlos, seguramente el más grande del boxeo argentino, el que supo retirarse a tiempo y campeón, el de aquellas noches del Luna, el de las fotos junto a Brusa, o a Tito, o a sus amigos, Daniel González, Norberto Rufino Cabrera... Hoy hubiera cumplido años este santafecino de ley, ganador de cien batallas, que no pudo ganarle al rival más duro de todos, el de la Vida... Para vos, Carlos, el recuerdo de aquellas tardes en el gimnasio del Luna, aquellas tardes en que mi viejo -que también hoy, 7 de agosto, cumplía años-, junto a los maestros del gimnasio, eramos felices... Y NO NOS DÁBAMOS CUENTA.
Salud, campeón, salud, Carlos...

domingo, 3 de agosto de 2014

LA JOYA GANABA, EL DIEGO PERDIÓ

En esta distancia, Rios sacó provecho. La Joya, de lejos, fue mejor.
CON CUAL NOS QUEDAMOS? ¿Con el Diego Chaves de los primeros asaltos frente a Brandon Rios, cuando puso actitud, buen boxeo y eficaz manejo del jab? ¿O con el otro, el que se amarró más de la cuenta, el que llegó a restregar el rostro del rival con el revés del guante y otras lindezas más?
Seguro que con el primero, el boxeador, el tipo inteligente que, en el momento en que fue descalificado -y a pesar de tener dos puntos abajo- tenia un punto de ventaja en dos tarjetas. Pero...y a pesar de que el referí lo apercibió en el descanso del octavo asalto, Diego cayó en la trampa de seguir a su temperamento, en lugar de darle paso a la razón. Y ese Cháves -el de la fricción, y la calentura, el que entró en el juego que le imponía la impotencia de Brandos Rios- terminó descalificado. 
Como suele decirse por ahí, "a uno lo pueden robar, pero el asunto es no dejarse robar". Seria una actitud facilista la nuestra si le echáramos toda la culpa al referí o al propio Brandon Rios. Cháves, por exceso de temperamento, o de calentura, se olvidó del Diego de los primeros asaltos, el del boxeo ordenado y prolijo, de actitud ganadora. Una pena, aunque seguramente va a tener una nueva oportunidad. Ojalá que, cuando se de, la mente se imponga al corazón caliente.