sábado, 24 de septiembre de 2011

EL CHINO MAIDANA PONE A LA GENTE DE PIE


 EL PUBLICO entró en delirio cuando, ya estremecido, el ruso Petr Petrov comenzò a declinar ante la furia salvaje de Marcos Maidana. Lleno total en el ámbito de la Sociedad Alemana de Villa Ballester, marco adecuado para la primera defensa del santafecino de su título welter junior AMB. Promesa de nocaut, a la que el boxeador respondió de la mejor manera posible, ofreciéndoles acción, explosión y victoria antes del límite.
Que algo quede en claro y es que Petrov, un ruso radicado desde hace muchos años en España, no vino a pasear. Hizo lo posible, con un boxeo limitado pero efectivo a la hora de salir a los costados. Es que no es sencillo plantarse cara a cara con un noqueador como Maidana, quien ya mandò algunos rivales al hospital, como Erik Morales o Amir Khan. Cayò en el primero Petrov, tocado por una derecha, y recibió la cuenta del referí colombiano Uriel Aguilera.
"En realidad", nos dijo Petrov, "la mano me rozó apenas pero yo estaba mal parado. Maidana es un pegador en serio, muy de cuidado, un gran campeón". Petrov no estaba muy feliz al hablar, "no sólo porque a nadie le gusta perder, sino porque me parece que el referí se apuró a darme el nocaut, esto es un mundial y hay que dar chances..."
Maidana a su vez, a la hora de revivir la pelea, dijo que "creo que el referí estuvo bien, porque ya había cobrado muchas menos el ruso, que fue un digno rival". Es que en el cuarto round, Maidana lo tuvo por el suelo a Petrov con una derecha larga. Y el asedio final -con la gente bramando de pie, se calculan más de cinco mil personas- terminó con un gancho de izquierda al hígado. Cayó Petrov, en medio del delirio. Y, aunque muchos de nosotros pensamos que el referí debió haberle dado un pase más, Aguilera proclamó el nocaut, ante la protesta del equipo español. "Ahora quiero descansar, irme a Margarita y ver qué pasa, aunque creo que no voy a pelear hasta el año que viene", nos dijo Maidana en un vestuario eufórico. No hablamos con Sebastián Contursi sobre el futuro -no era momento- pero cuando le preguntamos a Maidana con quien le gustaría enfrentarse, sonrió: "...Y... con Khan, o con Morales, y si quiere, con Mayweather, a ver cómo sale, porque yo peleo con cualquiera".
Nos fuimos ya pasada la medianoche con la sensación de que Maidana está en buen camino: se lo notó más tranquilo en el arranque, rotó mucho más la cintura, trabajó los uppercuts y, eso sí, siguió mostrando todo su temperamento y su capacidad de nocaut, eso que atrae a la gente y obliga a verlo de pie, y aplandiendo. Sea en Las Vegas o Villa Ballester.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada