martes, 31 de enero de 2012

FALUCHO LACIAR CUMPLE AÑOS


Cuando le ganó a Mathebula, 1981, tapa de El Gráfico

 CUENTAN que el pibe estaba parado en la puerta del cine de Huinca Renancó, cuando lo vio un tal Roberto Puchetta: “Era bajito, fuerte, retacón... No sé por qué, pero se me ocurrió la idea y me le acerqué para preguntarle: ¿No te gustaría hacerte boxeador, pibe? Yo, arriba del cine, tenía un gimnasio. Y el me dijo que sí, que cómo no... Y ahí empezó todo”
El hombre le preguntó cómo se llamaba y la respuesta fue: “Me llamo Santos Laciar, me dicen Falucho”
Unos años más tarde, en 1981, bajo el sol de Sudáfrica, ese mismo Falucho iba a celebrar su campeonato mundial de peso mosca, tras ganarle a Peter Mathebula por KO en siete asaltos en Soweto, Sudáfrica.
El primer campeonato mundial de los tres que ganaría; de la misma forma en que es hasta ahora el único deportista en haberse llevado, en forma consecutiva, tres Olimpia de Oro; el mismo que completó el colegio ya de grande y, claro, como no podía ser de otra manera, fue el abanderado...

FALUCHO LACIAR conquistó la imaginación de una época de nuestro boxeo. No fue para menos, porque primero arrasó con todos en el medio local, aún cuando le tocó perder con otra figurita que estaba creciendo: Gustavo Ballas (sí, amigo, hubo una época que en el Luna Park, todos peleaban contra todos...).
Luego, porque además de sus tres coronas mundiales, peleó con todos lados, de Dinamarca a Mérida, de Maracaibo a Copenhague, de Los Angeles a Miami, de Shizuoka, de Grenoble a Reims...
No es éste el momento de hacer esa clásica nota que se escribe con el libro de records en la mano, para nada.
Conocimos a Falucho desde su arranque en el Luna. Mi padre, don Carlos, lo dejaba entrenar cuando era apenas un pibe. Viajamos con él por algunos lugares del mundo: serio, concentrado, callado, cumplidor de horarios y de rutinas, un peleador de 50 kilos que tiraba con un tractor, pero moviendo la cabeza y la cintura... Entrenado primero por Horacio Bustos, luego por David Tejero, conducido por Francisco “Cacho” Giordano y Tito Lectoure, llegó a lo que llegó por lo que fue: un profesional...

FALUCHO nos trae recuerdos imborrables, justamente ahora, este 31 de enero cuando cumple años: 53. El actual comentarista de TyC es aquel con quien viajamos a Mérida, México, en mayo de 1982, plena guerra de las Malvinas. Falucho tenía que pelear con Juanito Herrera por la corona que le habían robado en el Luna Park ante Luis Ibarra
El equipo trataba de no ver los noticieros para que Laciar pudiera estar concentrado, pero igual él y su amigo-sparring Mario Demarco, se escapaban a su habitación para ver qué pasaba en Malvinas...
Recuerdo a colegas que estuvieron: Horacio García Blanco, Emilio Ferés, Alfredo Beherens... ¡Cuantos recuerdos!
Transmití esa pelea por Canal 9: Laciar ganó por KOT en 13 y fue el primer boxeador extranjero en salir airoso en Mérida. Cuando lo levantaron en andas, cubierto por la bandera argentina, estalló:
-¡Esto es para los soldados de mi patria, esto es para ellos, para los soldados!
Estalló en llanto, en alegría, en recuerdos de la patria que resultaba lejana y nos emocionó a todos.
Ese era y es Falucho, un grande, un profesional, un campeón de la vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada