martes, 14 de octubre de 2014

FELIZ CUMPLE, ROQUIÑO!

DE LOS VIEJOS recuerdos surge su imagen, cuando recién llegado de una victoriosa campaña en Italia, se decidía a conquistar el Luna Park...
Por aquellos años este escriba era un pibe que iba al gimnasio del Luna a practicar... Y por un tiempo, HORACIO ACCAVALLO -de quien estamos escribiendo- se cambiaba en el camarín que mi papá, don Carlos, compartía con Juan Carlos Pradeiro. 
Es que don Juan Aldrovandi, el técnico de Horacio, habìa tenido que viajar a Bolivia por un campeonato amateur...

HORACIO ACCAVALLO, el fakir, el jugador de fútbol, el ciruja, el que se fue ganando a su público a fuerza de tremendas batallas, como aquellas frente a Carlitos Rodriguez -un crack que no fue- o Júpiter Mansilla, entre tantos otros... Fue el primer campeón mundial de la era de JUAN CARLOS TITO LECTOURE -otro amigo, otro caballero al que recordamos siempre por todo lo que hizo por el boxeo argentino-. De hecho, Accavallo se consagró campeón mundial el 1ro de marzo de 1966, en Tokio, y Tito se fue también un primero de marzo. 

HORACIO CUMPLE AÑOS. Tal vez su estado de salud no sea el mejor, pero a los 80, tiene el afecto de sus familiares, el cariño de sus amigos y, con toda razón, el cariño de un pueblo que lo ungió como uno de los grandes campeones, ese que llenaba el Luna y que regaba la lona del ring con su sangre, como los gladiadores de verdad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada