domingo, 6 de noviembre de 2016

UN CARNET, UNA HISTORIA, UN RECUERDO...

ALLÁ POR NOVIEMBRE DE 1963, y gracias a la buena voluntad de don Simón Bronenberg, logré publicar por primera vez. Fue en la revista K.O. MUNDIAL, que justamente dirigía don Simón. Apenas un breve cuento, pero al verme en "letras de molde", como solía decirse, sentí una sensación especial, mezcla de orgullo y vanidad. Así empezó la historia. Yo tenía 15 años -soy nacido en el 48- y estaba en el tercer año del querido Nacional Mariano Moreno. Poco tiempo después y para estimular mi vanidad, seguramente, don Simón -hombre de una gran generosidad a quien siempre recuerdo con un gran cariño- me extendió este carnet, certificando mi calidad de "Colaborador". Nunca tuve que usarlo, porque los que estamos en este mundo pequeño que es el boxeo saben muy bien que todos nos conocemos con todos, pero ahí tuve mi carnet y lo guardé cuidadosamente. Creo que ya una vez lo publiqué, pero no es tan casual que haya aparecido hoy, ahora, este domingo, cuando estoy a punto de cumplir 53 años de aquel cuento que, cuando apareció publicado, cambió mi vida para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada