jueves, 10 de octubre de 2013

UN RECUERDO CON RINGO...

FUE EN NOVIEMBRE de 1975, un domingo 2. La noche anterior, Ringo Bonavena le había ganado a Raúl Gorosito en el Luna Park. Referí, Lorenzo Fortunato. Ese domingo lo fui a ver a su casa -la de República de la India-, junto a un fotógrafo de EL GRAFICO (confieso que no recuerdo su nombre) y ahí nos fuimos a la casa de la calle Treinta y Tres. No podíamos saber que había sido su última pelea en el Luna Park. Y que un año más tarde, no estaría ya con nosotros. Un Ringo legítimo -habano, anteojos ahumados, cadena al cuello- que nos llevó en su Mercedes Pagoda, para almorzar con doña Dominga y sus hermanos... Un momento de felicidad, que en ese momento, no supimos comprender, porque a veces, en la vida, vivimos el momento sin darnos cuenta del tremendo valor de lo que estamos experimentando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada