lunes, 13 de junio de 2011

ROCKY GRAZIANO Y TONY ZALE EN EL RECUERDO


Rocky Graziano (izq.) y Tony Zale, dos gigantes.

EL 10 DE JUNIO se cumplieron 63 años de la tercera y última pelea que sostuvieron dos grandes de la categoría mediano. Tony Zale y Rocky Graziano. De este último, hay más referencias en lo popular, ya que su personaje fue interpretado por Paul Newman en “El estigma del arroyo”: neoyorquino de ley, italiano de origen, Francis Rocco Barbella se cambió el nombre luego de haber protagonizado serias trifulcas en el ejército. Tony Zale a su vez, se llamaba en realidad Anthony Florian Zaleski.  De origen polaco, venía de Gary, Indiana y por eso lo bautizaron “El Hombre de Acero”.
Sostuvieron tres peleas inolvidables en menos de dos años. En la primera, realizada  el 27 de septiembre del 46, en el Yankee Stadium de Nueva York, Zale –que venía de un período de inactividad por haber participado en la Segunda Guerra Mundial- recibió tremenda paliza, y sin embargo, terminó noqueando a Rocky en el sexto round.
Vino la revancha, el 16 de julio del año siguiente en Chicago; otra carnicería en la que Graziano –con un ojo cerrado- terminó dando vuelta las acciones: ganó por nocaut en el sexto y logró el título mundial de los medianos.
La tercera fue la vencida. El 10 de junio del 48, en Nueva Jersey, Zale lo puso nocaut a Rocky en la tercera vuelta. Dramático nocaut que quedaría en la historia. Por ahí encontramos un breve dato de color que cuenta que en “El estigma del arroyo”, Zale iba a interpretarse a sí mismo, pero durante una sesión de guantes, Paul Newman quiso pelear en serio y Tony lo puso nocaut, por lo que lo sacaron del rodaje.
Tres peleas, dos boxeadores, una corona mundial, un capítulo imposible de olvidar en la historia del boxeo. La foto es la síntesis de dos peleadores en su esplendor, de los que jamás daban un paso atrás, de los que dejaban todo en el ring.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada